Mayo fue el mes de Mamá y en dosmarias nos dedicamos a consentirlas. Para  nosotras siempre es importante que no dejemos a un lado una de las cosas más importante para una familia, los recuerdos y que mejor hacerlo a través de una sesión fotográfica familiar, en la ciudad de Saltillo. Aquí les dejamos algo de lo que paso en la sesión de Elda, muchas gracias por confinarnos sus recuerdos.

Nos encanta como encontrar que cada familia tiene una manera peculiar de verse, de abrazarse, de divertirse. Nos sentimos muy afortunadas de poder dejar estos recuerdos hechos fotografías que perduraran para siempre en los corazones del abuelo, de los nietos cuando se conviertan dejen de ser niños y sobre todo en el corazón de Mamá y Papá que al abrir el albúm de los recuerdos encontraran este tesoro en una imagen que les dará calor a su alma. Muchas gracias a la familia de Toty por permitirnos dejarles estos recuerdos.

Es mas que un honor haber tenido la oportunidad de dejar este importante recuerdo a esta familia tan especial y querida por las marias, la familia Aguirre Cardona, literalmente los hemos visto crecer prácticamente desde que inició el proyecto DOSMARIAS. Tenemos casi 7 años dejándoles los recuerdos más importantes, hechos fotografías pero este año la familia creció,  llegó Pablo a llenarles el corazón de amor  y por supuesto estuvimos ahi en sus primeros días, para poder dejarles un hermoso recuerdo de como fue que fue recibido con tanto cariño. Como hemos repetido incansablemente, el proyecto A day in the life, nos deja un calorcito en el corazón desde que alguien decide regalarselo a su familia como uno de los recuerdos mas preciados, y cada vez que fotografiamos a  los Aguirre Cardona no nos deja de fascinar la increíble unión familiar, ver a la pequeña María navegar entre sus muñecas, video juegos, saltos en el brincolin pasar su infancia, descubrir  que gran aventura  es que los hermanos duerman en una casa de campaña el fin de semana, montada sobre un brincolin, mientras mamá y papá recuerdan como cambiar el pañal de nuevo es simplemente magia pura flotando en el aire. Gracias infinitas por dejarnos verlos crecer y por reafirmar que lo mas importante de la vida, pasa una tarde de invierno mientras nos sentamos de nuevo a la mesa a comer.

Insistimos en el valor del tiempo, como uno de los motores principales que mueve a las marías a seguir creando recuerdos a través de fotografiar la vida, en el proyecto A day in the life. Que importante será crecer y recordar como todos aquellos momentitos comunes y cotidianos fueron dejando esta huella profunda en el corazón, de tarde sencillas en el parque, besitos y abrazos apretados, las papillas, los juegos de pelota, el piano y la hora del baño hasta caer rendido en los brazos de mamá. Muchas gracias a Mary y el pequeño Alejandro por darnos la oportunidad de dejar estas huellas de amor en su corazón.

Cuando seas mayor y busques dentro de tus recuerdos, quizá se asome por ahí la sensación de que tuviste 5 años, que saltabas, bailabas, escalabas paredes, usabas flores en la cabeza, mamá con sus besos, papá con sus abrazos, jugar con el agua en el jardín, saltar en las camas, aquella vez que fue navidad y decorábamos el pino todos juntos, hablábamos con los abuelos, el olor de los desayunos de papá, la sonrisa y los brazos abiertos siempre de mamá. La infancia, donde el tiempo era lento y nos sabia eterno. Pero algún día creceremos, algún día volaremos y nos quedaremos con todo lo aprendido, con los besitos en el corazón y quizá una fotografía de aquellos días permanezca siempre en nuestra mesilla, gracias mamá, gracias papá por el amor y este bello aroma a recuerdo, que nos acompañaran en los días  nublados y con algo de frío. Gracias a la familia Velazquez Silva por permitirnos guardar el testimonio hecho fotografía del mas puro amor. Gracias Lau, amiga, colega por elegirnos para recordar uno de los días mas importantes de tu vida, un simple día común, te queremos.